Meto o SMeto: ¿vos cuál elegís?

Metolaclor y Smetolaclor, pertenecientes a la familia de cloroacetamidas, son herbicidas preemergentes de acción sistémica selectivos para cultivos maíz, soja, sorgo y girasol, entre otros cultivos.

Por su modo de acción, inhiben la síntesis de ácidos de cadena larga, componentes de las ceras cuticulares. Su rápida penetración a nivel de hipocótilo y su acción sobre los talluelos inhiben la germinación de malezas como gramíneas anuales y algunas latifoliadas.

Para garantizar una correcta incorporación de la solución al suelo son necesarias lluvias de al menos 20 mm dentro de los primeros 10 a 15 días de aplicado el producto.

Dependiendo de las condiciones ambientales la vida media se encuentra entre 15 a 50 días, siendo mayor en condiciones de baja temperatura y baja humedad del suelo. Para ambas formulaciones la vida media en el suelo es similar, como así también la residualidad.

La dosis a aplicar por hectárea depende del tipo de suelo: especialmente materia orgánica, arcilla y cobertura. La absorción de las dos formulaciones es mayor en suelos franco arcillosos y menor en suelos arenosos.

La diferencia entre Metolaclor y Smetolaclor radica en su isomería. El primero contiene 2 isómeros S y R, en una proporción 50 y 50%, mientras que Smetolaclor tiene una proporción isomérica de 75% S y 15% R.

Dentro de estos isómeros, el que posee mayor actividad es el isómero S. Sin embargo, en publicaciones científicas realizadas por la Iowa State University señala que, "es muy difícil observar, en un alto porcentaje de campos tratados, diferencias de perfomance entre ambos activos cuando los productos son aplicados a la misma dosis" (Bob Hartzler Weed Science Online Iowa State University). Estudios realizados por Dale L Shaner et al. en la Universidad de Colorado USA, demostraron que la actividad de Smetolaclor sobre Agrostis palustris en agar, era superior a Metolaclor a bajas dosis, y que la diferencia iba disminuyendo a medida que las dosis aplicadas alcanzaban los 100 ng. (Fig. 1A). Cuando los resultados del ensayo se ajustaron para la concentración del isómero S de cada formulación, las curvas coincidieron y los valores de control (LD50) fueron similares (Fig. 1B). Cuando estos mismos ensayos se realizaron a campo, no se observaron diferencias significativas en el control de Echinocloa Crus galli entre las dos formulaciones (Fig. 2).a

Figura 1. Shaner et al 2006 Pest, Manag. SCI, 62:617-623

Figura 2. Shaner et al 2006 Pest, Manag. SCI, 62:617-623

Además de estos trabajos científicos, Adama Argentina, a lo largo de estos años, ha realizado ensayos en maíz bajo todas las situaciones posibles de manejo del cultivo con el producto METOLACHLOR-AGAN, garantizando una excelente performance del mismo, y no encontrando diferencias significativas en el control de malezas, cuando se lo comparó con Smetolaclor a dosis superiores a 1 lt/ha para las dos formulaciones. Esto es respaldado por el trabajo con consultoras como Agroconsultor y Iansagro. En la tabla 1 y 2 se puede observar que en el porcentaje de control de gramíneas no hay diferencia entre formulaciones y entre las diferentes dosis planteadas.
TratamientosPrincipales especies presentes.
Eficiencias en porcentajes
HerbicidasGramíneasOtras
Metolaclor Agan (0,75 lt/ha)8958
Metolaclor Agan (1 lt/ha)9452
S-metolaclor (0,75 lt/ha)9140
S-metolaclor (1 lt/ha)9661

Tabla 1: Eficacia (%) sobre las malezas presentes 31 DDA (Bulnes, Iansagro)

 
TratamientosPrincipales especies presentes.
Eficiencias en porcentajes
HerbicidasGramíneasOtras
Metolaclor Agan (0,75 lt/ha)9960
Metolaclor Agan (1 lt/ha)9770
S-metolaclor (0,75 lt/ha)9959
S-metolaclor (1 lt/ha)9769

Tabla 2: Eficacia (%) sobre las malezas presentes 34 DDA (Coihueco, Iansagro)


Como conclusión, en base a trabajos realizados por el área de desarrollo de Adama y a publicaciones científicas realizadas por diferentes Universidades, se puede concluir que a las dosis comerciales recomendadas tanto de Metolaclor como de Smetolaclor para los cultivos de maíz, soja y girasol no se encuentran diferencias significativas en el porcentaje de control de malezas entre una formulación y otra.
METOLACHLOR vs SMETOLACHLOR