Nuestra promesa renovada:​ Escuchamos>Aprendemos>Respondemos

¡En ADAMA todos tenemos una misma obsesión! La de comprender las necesidades de los agricultores y hacer todo lo posible por satisfacerlas.

Escuchamos

Para ADAMA, escuchar no es algo pasivo. Es una experiencia activa que requiere habilidad, pensamiento e intención. Significa crear constantemente oportunidades de escucha con nuestros clientes, expertos y con la comunidad agrícola en general y considerar sus puntos de vista y opiniones, no solo los nuestros.

 

 

Aprendemos

Para ADAMA, el aprendizaje consiste en integrar la información y el conocimiento que adquirimos de la comunidad agrícola con la experiencia y los conocimientos que aportamos tras años de experiencia en el sector. Así, tratamos de transformar percepciones en ideas concretas sobre las que poder trabajar.

 

 

Respondemos

Para ADAMA, dar respuesta a los agricultores está en nuestra cultura de empresa. Nos esforzamos para dar respuesta después de escuchar y aprender. Nos sentimos cómodos y resolutivos al responder específicamente a las necesidades de los clientes, con nuevas soluciones, políticas comerciales personalizadas o información relevante para ellos.

Escuchamos>Aprendemos>Respondemos