Foto Highlight

La agricultura argentina va a salir adelante y volverá a crecer fuerte

Lo afirmó Chen Lichtenstein, CEO global de Adama, una empresa de origen israelí que ya es el séptimo grupo mundial de agroquímicos, con US$ 3.200 millones en facturación. Estuvo en Buenos Aires y habló a solas con Clarín Rural.
Foto Highlight

Fuente: Clarín Rural

1- ¿Cómo ve el momento actual del negocio de los agroquímicos a nivel mundial?

El contexto es difícil para la industria, pero tomando datos con la moneda local, nosotros hemos crecido en todas las regiones en las que operamos. Quizás las mayores dificultades hayan estado en Brasil, por la devaluación del Real, pero también ese mercado creció.

2- ¿Ve algún escenario similar en la Argentina?

En Argentina puede pasar lo mismo que sucedió en Brasil, pero al final de cuentas lo que se logrará es más competitividad. Ambos países dependen mucho de las exportaciones agrícolas, por lo que las devaluaciones los pueden ayudar a ser más competitivos. Por supuesto que cuando eso sucede se produce una situación de shock fuerte que también afecta a la industria, pero a largo plazo las cosas se acomodan.

3- Y más allá de la coyuntura, ¿cuál es su visión del mercado argentino?

Es uno de los países más avanzados del mundo en la agricultura y uno de los mercados más importantes para la companía. Tenemos un interés muy importante aquí. Sabemos cuál es la situación macroeconómica actual, pero también entendemos que es coyuntural. En lo específico de la agricultura, el productor tiene muchos desafíos y riesgos económicos y productivos, pero está claro que se trata de un negocio de largo plazo y que la Argentina está bendecida en cuanto a recursos como el agua, suelo y ambiente. Estoy seguro de que va salir adelante y volver a crecer fuerte. Al contrario de la Argentina, Israel, donde está nuestra casa matriz, es un país que tiene carencia de estos recursos que a ustedes le sobran y a pesar de esto, ha podido desarrollarse. Aquí, con esa conjunción de cosas, hay mucho por hacer.

4- Las complicaciones económicas del país, ¿cómo han afectado a la companía?

A corto plazo nos impacta enormemente, porque el productor perdió competitividad y eso tiene consecuencias sobre su demanda. Pero, como le dije, a pesar de esto, seguimos creyendo firmemente en el país. Esperamos que el 2016 sea un año en el que las condiciones mejoren para el negocio agrícola y se resuelvan algunas cuestiones como las restricciones para importar ciertos productos a tiempo. Eso nos generó algunos problemas para poder llegar a los productores, pero creemos que también se va a solucionar este inconveniente.

5- A propósito de lo que viene, ¿hacia dónde se enfoca la empresa a nivel mundial y en el país, en materia de tecnología?

Nuestro objetivo es seguir haciendo productos con valor agregado. Tenemos un plan a 5 años para desarrollar nuevos productos, y en ese marco 2016 incluye algunos lanzamientos. En la Argentina, con la presencia del fenómeno de “El Niño”, habrá un énfasis en los fungicidas. Siempre la naturaleza impone su presión y define algunos temas.

6- Adama es hoy la séptima compañía de agroquímicos a nivel mundial. ¿Cuál es la fortaleza en la que se apoyaron para llegar a ese lugar?

Nuestro modelo de negocio es crear formulaciones. Hace 20 años, era esperar que saliera una molécula y ser de los primeros en obtenerla. Era una compañía de genéricos. Hoy salimos de eso y nuestro modelo es combinar moléculas que tenemos registradas y formular productos innovadores. En esa línea, un factor clave para crecer fue nuestra cercanía a los productores agropecuarios, lo cual nos permite conocer sus necesidades y, luego, trabajar con todo el peso de la tecnología y el conocimiento generado en Israel para satisfacerlas.

7- ¿Y cuál es su plan para seguir creciendo?

Una de las cosas que estamos haciendo es la integración con algunas empresas en China, lo que nos va a subir un escalón y convertir en el sexta companía a nivel mundial. En los últimos 20 años hemos venido creciendo a una tasa considerable, dos o tres veces más alta que la de las compañías más grandes. Estamos haciendo negocios en más de 120 países. El mercado de agroquímicos a nivel mundial tiene 550 activos registrados y nosotros tenemos 300. Esto nos da una potencia muy grande. Cuando uno piensa que parte de la innovación pasará por nuevas mezclas, nosotros tenemos la mayor cantidad de piezas para crecer. Para esto contamos con un presupuesto anual, en Investigación, Desarrollo y Registros, de 150 millones de dólares.

8- ¿Qué lugar ocupa la Argentina entre los mercados en los que tiene presencia?

Nuestro grupo facturó en el último período fiscal, cerrado en diciembre, 3.200 millones de dólares. Y la Argentina está entre los 10 países más importantes para la compañía. Nuestro negocio está dividido a nivel mundial en 7 diferentes clusters regionales. La Argentina está en el de América Latina, que abarca desde México para el sur, excluyendo a Brasil, y el suyo es el país más importante que tenemos en la región.