Foto Highlight

Un 2015 enmalezado

Maleza Cero también emprende un balance de año ¿Cuáles fueron las principales noticias que contaron las malezas en 2015?
Foto Highlight

Fuente: MalezaCero.com.ar

1- US$ 1.300 millones por año para combatir las malezas en soja

Un estudio desarrollado por ADAMA y la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), mostró el verdadero impacto económico de las malezas resistentes en el agro argentino. Con el marco de Expoagro, se presentaron sus principales conclusiones.

“El campo argentino destina US$ 1.300 millones por año a combatir las malezas resistentes en el cultivo de soja”. Dicho monto está estimado en base a la aplicación de paquetes tecnológicos, en la totalidad del área de cultivo de soja y con un nivel de infestación del 20%, el cual hace al control de la maleza posible económicamente.

Haciendo una proyección preocupante, se citó un punto del estudio: “si la Argentina no controlara malezas, y llegase a una infestación del 90% de la superficie sembrada con soja, las cifras se elevarían a 17 millones de toneladas perdidas, por un valor de US$ 8.800 millones en facturación y de US$ 2.500 millones en retenciones que no se percibirían”.

2- Proteger al trigo

Una coyuntura más que complicada para este cultivo durante la campaña pasada hizo necesario recordar los sobrados motivos para decir #AlTrigoHayQueProtegerlo.

Juliana Albertengo, productora en San Jorge y consultora en la FAO afirmó en Maleza Cero: “desde el punto de vista agronómico es importantísimo hacer trigo para incorporar gramíneas a la rotación y muchas veces hasta controlar malezas, algo para nada menor hoy en día”.

La opinión del Ing. Agr. Nicolás Tettamanti reforzó lo dicho: “en cuanto a la rotación, todos conocemos el beneficio de este cultivo, además del positivo impacto sobre propiedades físicas y químicas del suelo. Tenemos hoy que tener muy en cuenta la gran ayuda que el trigo nos da para combatir “malezas problema”, algo que en esta zona, hace rato que es un tema fundamental para poder producir”.

Antes de tomar una decisión es necesario decirlo una vez más: la sustentabilidad es mucho más que económica. Sólo pensada en todas sus dimensiones- ambiental, económica, social- surte sus verdaderos y deseables efectos.

3- El “veranito” de las malezas

El 6 de junio se quebró el récord de temperatura máxima absoluta para el mes de junio en Argentina. ¿Cómo afectó esta situación a los cultivos y, en particular, cómo se comportaron las malezas frente a este “veranito” fuera de calendario?

Albano Aranguren, Responsable de Desarrollo Técnico de Mercado de Adama Argentina, confirmó haber recibido muchas consultas al respecto. “Nos hablan, por caso, de Soja Guacha y los lotes están verdeando bastante”. También en Amaranthus Palmeri se vieron plantas de 7 a 10 cm ya panojadas. “Este veranito está permitiendo que estas malezas avancen y, por su parte, algunas malezas estivales aún no se enteraron que estamos en el mes de junio”.

El Ing. Agr. Jorge Solís, CEO de Adama Argentina, coincidió en dar alerta. “Si no hay heladas, como ya debiera haber pasado a esta altura del año, y el clima está tan favorable para el crecimiento de malezas, éstas van a prosperar como en primavera, y algunas incluso podrían llegar a semillar”. Desde Adama se recomendó comenzar a manejar las malezas temprano, incluso antes de lo previsto.

4- Gestión Inteligente de Malezas #GIM

Maleza Cero emprendió una campaña para sumar voluntarios contra las malezas, iniciativa que aún hoy continúa.

Decir “Me sumo” a la causa en la gestión inteligente de malezas es comprometerse a participar, intercambiar conocimientos, estrategias, preguntar, estar atentos, informados, continuamente conectados, para poder tomar las mejores decisiones de manejo y simplificar nuestra tarea diaria.

Levantar la mano en esta causa es formar parte de una comunidad que busca soluciones cotidianas y a la vez sustentables, al problema de malezas resistentes. Leer, comentar, conocer, consultar, visitar sitios especializados, conectarse a redes sociales específicas para construir las mejores estrategias de Gestión Inteligente de Malezas, en equipo. Y hallar una solución sustentable a la problemática de malezas, en su relación con el ambiente, y duradera en el tiempo.

5- Un Niño fuerte

“El Niño Fuerte cambiará todos los patrones climáticos”, adelantaba Antonio Deane, climatólogo. “Esto generará grandes lluvias, concentradas mayormente en el mes actual de octubre, noviembre, parte de diciembre, marzo y abril del año próximo. En términos prácticos eso quiere decir que se demora la siembra de la cosecha en argentina de granos gruesos, básicamente, de la soja”. Y en término más prácticos aún esto quiere decir que “Si querés entrar con un tractor o una máquina grande de semillas, y pesa toneladas, se hundirá”. Con lluvias cada dos o tres días, “la falta de piso no dejará sustento ni para tu auto”, expresa. También se demorará la salida de la cosecha argentina, en consideración del especialista.

“Nunca vivimos lo que estamos por vivir. Este es el niño más grande, no de los últimos 50 como se dice, sino de los últimos 100 años, dicho por las Fuerzas Armadas Norteamericanas y la NASA”.

Lo que describe a nivel climático Antonio Deane, tiene su correlato a nivel ambiente y ecosistema. “Se generará un ambiente tropical. Y al generar un ambiente tropical, tendremos malezas tropicales, traídas principalmente por pájaros. Malezas de las actuales y otras nuevas, muchas veces también traídas por los vientos”.

6- Se declaró el alerta rojo para Hirschfeldia incana

Vulgarmente conocida como Nabo o Nabillo, se sumó a las alertas rojas después de que se confirmara su resistencia a inhibidores de ALS en biotipos del sudoeste de Buenos Aires.

En un trabajo elaborado por el Ing. Agr. Mario Vigna para la Estación Experimental de INTA Bordenave, y publicado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, se confirmó un nuevo alerta rojo en malezas. Se trata de Hirschfeldia incana, también conocida como Nabo o Nabillo, a la que se encontró resistente a inhibidores de ALS en biotipos del sudoeste de Buenos Aires. La mayor preocupación recae en el hecho de ser ésta una especie de crecimiento invernal es en los cultivos de trigo y cebada, en los que frecuentemente se utilizan herbicidas del grupo de los ALS para controlarla junto a muchas otras malezas. Además, el biotipo evaluado presenta susceptibilidad a glifosato.

Estos fueron algunos de los “highlights” en materia de malezas que encontraron su canal de comunicación en Maleza Cero, un sitio de referencia para quienes están ocupados en la problemática. La de malezas es una preocupación que comparten todos los productores del agro local e internacional. Y que promete seguir avanzando, si no se aborda de manera inteligente, integrada y sistémica.