Foto Highlight

Chinches en soja: grano picado, grano abortado

Un informe de INTA revela presencia de chinches en soja, en período crítico. Cuáles son las soluciones disponibles.
Foto Highlight

Voces calificadas hablan ya de la plaga más relevante en la campaña de soja vigente. INTA Pergamino, vía un informe técnico elaborado por el experto en zoología agrícola Nicolás Iannone, advierte sobre los daños de las chinches desde el estado reproductivo tempranos (R3), cuando las vainas de la oleaginosa aun son muy pequeñas y susceptibles a los ataques. Se destaca este año la alta presencia de la chinche de alfalfa Piezodorus guildinii Westwood.

Desde INTA Huinca Renancó suman que, a campo, ya se observan en forma mucho más temprana que en la campaña anterior nacimientos de chinches. “Esto nos alerta acerca de que, continuando con estas condiciones climáticas, el ataque puede ser mucho más intenso, no sólo con daños en calidad sino en rendimientos (por comenzar antes de lo previsto)”, afirman.

El monitoreo constante y un tratamiento adecuado, pueden ofrecer la solución.

El daño. El complejo de chinches reviste especial importancia dentro de las plagas que atacan a la soja porque se alimentan principalmente de las vainas, causando un daño directo e irreversible sobre las semillas en desarrollo.

Juan Carlos Gamundi, de INTA Oliveros, describe para el caso de las chinches un aparto bucal picador. “El daño que produce está en una ventana crítica desde que las vainas tienen 2 cm hasta máximo tamaño de grano y es en ese momento, al comienzo del estado reproductivo donde inciden de mayor manera. Porque todo grano picado es abortado y de esa manera la cantidad de granos por m2 disminuye bruscamente”.

Las chinches producen daños por disminuir número de granos, el peso de los granos y además de ser muy importante su incidencia en la producción de semillas, transmiten enfermedades y afectan la sanidad del cultivo.

Cuándo aplicar. Según destaca el informe de Iannone, el nivel de daño económico (NDE) determinante para decidir hacer la aplicación del insecticida varía de acuerdo a tres factores: la especie de chinche, el estado fenológico y espaciamiento entre los surcos del cultivo.

De acuerdo al segundo factor, el de mayor importancia según consta en el informe, "los daños entre R3 y R4 producen un retorcimiento de las vainas en forma espiralada, las cuales inmediatamente se secan y caen".

“Potencialmente, el impacto de la chinche es mayor cuando el insecto ataca más temprano que más tarde, por ejemplo en R5, que puede producir desde vainas parcialmente vanas hasta algún grano chuzo o sólo con una ligera depresión del rendimiento”, aseguran desde INTA Pergamino.

Muchas veces se toma la decisión errónea- establece el informe- pues durante estadios reproductivos tempranos se espera el crecimiento de la población para finalmente hacer control insecticida, sin considerar que el impacto se va adicionando durante las sucesivas semanas de presencia de la plaga.

La solución. “Lo importante es monitorear posturas de huevos y ninfas en estadios previos a R3”. El Ing. Albano Aranguren, Responsable Desarrollo Técnico de Mercado en ADAMA Argentina, afirma que “debido a que la chinche es una plaga que tiene muchos ciclos de vida y por lo tanto se superponen generaciones, es importante anticiparse al momento de pico poblacional”.

Sobre una recomendación puntual de tratamiento, Aranguren establece que “esta campaña están dadas las condiciones para entrar antes a los lotes con productos como Galil. Sugerimos realizar monitoreo desde temprano y ante la presencia de huevos y ninfas chicas realizar el tratamiento con 250 cc/ha + Ac. Mineral de GALIL, en la ventana desde R3-R5.5”.

Manos a la obra, y granos a salvo.

Descargue Folleto Galil PDF1.2MB