Foto Highlight

El control tardío de malezas es costoso

El “timing” es todo, sobre todo en lo que hace a un manejo provechoso de las malezas ¿Cuánto cuesta llegar tarde?
Foto Highlight

Fuente: MalezaCero.com.ar

Enfrentados a un año atípico en materia del clima- de un Año Niño fuerte- los productores quiere saber cuánto costará el control tardío de malezas.

La respuesta es mucho. Y esto aún cuando no se tengan malezas resistentes en sus lotes.

Las malezas que emergen al mismo tiempo que el maíz, o la soja compiten intensamente por nutrientes, luz y agua. Por ello, “un control apropiado y a tiempo es esencial para lograr máximos rindes”, afirma Lisa Behnken, extensionista de la Universidad de Minnesota, fundada en los resultados de una serie de ensayos realizados en 2014 por la institución.

Muchos productores del medio-oeste norteamericano tuvieron una experiencia de primera mano en este sentido, durante el 2015. Allí “las condiciones persistentes de humedad en el lote retrasaron las aplicaciones de herbicidas postemergentes (POST), hasta el punto en que la interferencia de malezas comenzó a reducir los rindes de los lotes de soja”, cuenta Aaron Hager, malezólogo de la Universidad de Illinois.

¿Cuán tarde es muy tarde para evitar las pérdidas de rinde por competencia de malezas?

Investigaciones de de la Universidad del Estado de South Dakota muestran que “las malezas pueden comenzar a “robar rinde” dos semanas después de que el maíz emerge y tres semanas después de que la soja emerge”, según describe Paul Johnson, malezólogo de la Universidad.

El más sensible. El maíz es particularmente sensible a la competencia temprana de malezas. Un estudio de la Universidad de Nebraska señala como el periodo crítico para controlar malezas entre los 20 y 39 días después del cultivo emergido. Así lo afirma Steven Knezevic, malezólogo de la Universidad de Nebraska. “Retrasar la remoción de malezas después de este período crítico les costará alrededor del 2% del rinde desde la etapa de aparición de las hojas hasta que el canopeo se cierre”, afirma Knezevic.

Las malezas que emergen después del cierre del canopeo tienen un bajo efecto en los rindes pero aún pueden producir semillas, agregando futuros problemas.

Del mismo modo, “los rindes de soja caen aproximadamente un 2% por cada etapa de desarrollo de las hojas en retraso del óptimo momento de control de malezas hasta el comienzo del período de vaina”, explica Knezevic.

El retraso sale caro. Investigaciones de la Universidad de Minnesota realizados entre 2012 y 2014 mostraron las consecuencias de perder estos períodos críticos de control de malezas y los propios productores se mostraron sorprendidos. ¿“Perdimos casi una tonelada en 5 días? ¿De verdad?”, oía Behnken.

De hecho, las consecuencias de un control pobre en tiempo pueden ser invisibles por mucho tiempo.

Y aunque la soja puede tolerar en mayor medida que el maíz la competencia temprana de malezas, la demora también aquí tendrá su costo, según queda demostrado en los citados ensayos de la Universidad de Minnesota.

El control residual “compra” días y resultados. Para comprar más días de manejo eficiente de malezas, se recomienda aplicar herbicidas residuales en preemergencia (PRE).

En ensayos de 2015 un herbicida de amplio espectro empujó el período crítico de control de malezas en soja al estadio V5, afirma Knezevic. ¿Cuántos días implica? En 2015, cuando hubo buena activación de herbicidas, el PRE compró entre 16 y 21 días.

La ventana de control de malezas se encoje. Es necesario tener en mente que son muchas las variables que afectan la cantidad de tiempo que gana el PRE en materia de control de malezas. El Ing. Johnson de South Dakota afirma en este sentido: “No se adquieren automáticamente las semanas de control. El clima, el espectro de malezas y su densidad, los productos utilizados, el tiempo de aplicación, las prácticas de cultivo, todo influye en el comienzo de la ventana crítica del POST.

La falta de lluvias, por caso, puede retrasar la activación del herbicida en el suelo, retrasando el tiempo óptimo de control.

“El espectro de malezas es una variable clave”, afirma Knezevic. Del mismo modo, el tamaño de las malezas en relación al estadio del cultivo influye en el comienzo del periodo crítico. “Si las malezas emergen antes que el cultivo, se adelanta el período crítico, por lo que el control debería comenzar de cuatro a cinco días antes que si el tamaño de malezas y cultivo fueran del mismo tamaño”.

Las prácticas sobre los cultivos como el espaciamiento de filas y el suministro de nitrógeno también afectan el timing.

“Un programa robusto de preemergencia también amplía la ventana del POST”- sentencia Behnken.

En definitiva, “el tamaño de las malezas importa. Por eso insistimos en el timing”.

Recursos: Corn & Soybean Digest