Malezas:

Malezas: "las soluciones son propias y hay que generarlas".

Los disertantes de la última reunión de Estrategia Comercial del equipo de Adama Argentina apuntaron directo a la problemática de malezas y sus soluciones.
Malezas:

Adama Argentina convocó a todo su equipo de asesores para dos jornadas de trabajo sobre la Estrategia Comercial y Técnica de la empresa, en la ciudad de Rosario. Por supuesto, la problemática de malezas a nivel nacional fue un contenido insoslayable.

Martín Marzetti, Gerente de la REM Aapresid y Juan Caco Dall´Orso fueron parte destacada en una mañana destinada especialmente a las malezas. El intercambio fue contagioso y profundo, para una problemática que exige todos los debates y las soluciones disponibles.

En primer lugar, Martín Marzetti realizó un repaso de las malezas por zona, con base en los mapas confeccionados por la REM. Los mismos están disponibles on line en http://www.aapresid.org.ar/rem/mapa-de-malezas/ . En la lista mapeada, tanto las malezas resistentes como las tolerantes son testimonio de un problema. “Se marca presencia por departamento para que el productor escuche que, en su zona, por más que él no tenga Pappohorum, hay Pappophorum, así que prestá atención”, explicó Marzetti.

Cinco años de trabajo en conjunto unen a la REM con Adama. Los actores que integran la red incluyen a empresas sponsor, referentes e instituciones relacionadas, todos en busca de información a nivel país actualizada en materia de malezas. Facilitar el alerta y difundir estrategias de manejo superadoras son parte de los objetivos de esta red.

En la detección sistemática, la REM ya obtuvo algunas conclusiones importantes: “Alertas rojas de gramíneas resistentes, hasta ahora la mayoría es a FOP”, afirmó Marzetti, dejando en claro que los principios activos están en la mira de estas malezas.

“La curva nos da que se suman cuatro malezas por año, es un problema enorme para la agricultura del país”, advirtió el especialista y agregó que “lo más problemático es que el productor siga esperando al herbicida mágico que lo resuelva”.

Como prueba mayor mostró los mapas donde se observó el amplio cambio que sucedió en 2 años que viene midiendo la REM.

Paquete tecnológico, qué nos queda. “Cuando hablamos de Amaranthus tenemos que saber que con glifosato y ALS, en un mismo lote se pueden dar las tres situaciones: tolerancia, resistencia y susceptibilidad. Venimos seleccionando”, reflejó Martín. En cuanto a “Rama Negra”, si bien era tolerante, el año pasado se comprobó que hay resistencia. “A los fines prácticos nadie hoy va a controlarla con glifosato- expresó Marzetti- Rama negra hay, donde hay agricultura”.

En los lotes se observan realidades de lo más diversas, con múltiples malezas.

Marzetti mencionó algunos casos como Lolium RG + Echinochloa RG; Rama negra y Amaranthus RG + ALS; Rama negra y Lolium en el sur, “un montón”, Gomphrena latifoliada perenne de verano, y Amaranthus, que se observa mucho en Córdoba; Gomphrena y Sorgo de Alepo, “dos perennes entre las cual una es latifoliada y otra es gramínea, con lo que tengo semilla en los dos casos y con lo que quemo una no quemo la otra”.

“Volvió la agronomía”, concluía el Coordinador Comercial Albano Aranguren, frente a este laberinto intrincado al que se enfrentan los productores.

“Estas situaciones condicionan la rotación”, agregó Vicente Banchio, Responsable de la zona de Córdoba.

Sebastián Coggiola, Gte. de Estrategia de Mercado de Adama agregó su punto de vista: “Todos le empiezan a buscar la vuelta. El mercado también crece en ese sentido. Vamos evolucionando en nuestro pensamiento como asesores”.

Caco Dall´ Orso sumó en ese sentido: “Desde hace tres años está todo de nuevo en uso, hay para repensar todo y cada lote es una estrategia distinta”.

Futurología. Haciendo un ejercicio de proyección, el Gerente de la REM planteó algunas ideas. “¿Que cuándo vamos a tener resistencia a ALS? Pronto”, afirmó.

Lo cierto será el “crecimiento en superficie de la actuales malezas, mayor resistencia a glifosato y a ALS, también resistencias múltiples”, en la lectura de Marzetti. “Desde el punto de vista del sistema, hay más problemas en zonas marginales, donde los sistemas son más frágiles. Allí cambiamos los sistemas”.

En cuanto al aumento de la labranza como forma de control, la postura de Aapresid es que “la solución no está ahí. Te desaparece el problema en cuanto a que no lo ves más, pero haciendo las cosas bien no sería necesario”.

Esta problemática importa un gran impacto en la estructura de la empresa agropecuaria, en términos de maquinaria, monitoreo, por citar algunos. “Hoy no existe una solución integral ni siquiera a cualquier costo. La situación argentina es única y por eso no podemos importar soluciones. Las soluciones son propias y hay que generarlas”.

Lo técnico, lo económico. A su turno, Caco Dall' Orso, de Agroconsultor, analizó el contexto económico del productor en la Campaña 15/16. En sus estimaciones consideró que “un productor de buena tecnología está obteniendo un 8% de renta en una rotación de trigo-soja, soja-maíz. El productor ya venía desfinanciado y termina desfinanciado. Todo lo que hablemos de la cuestión técnica va a tener que ver mucho con la financiación”.

En cuanto a la estrategia de control de malezas que ellos utilizan en la empresa, Dall´Orso retomó algunos aspectos a tener en cuenta para la toma de decisión de una estrategia de manejo de malezas:

  • La fecha de cosecha del cultivo antecesor.
  • La secuencia de cultivos.
  • Cuáles son las malezas predominantes.
  • La densidad de las malezas.
  • Si hay alternativas de manejo cultural: cuáles son, ponerlas a consideración.
  • La compatibilidad de los herbicidas que uso y el apilamiento.
  • Mirar la rotación de grupos químicos y de producto.
  • La duración del barbecho.
  • Analizar cuáles son los momentos de intervención que dispongo.
  • Las alternativas químicas
  • El valor de lo que aplico.

Cada punto mereció el intercambio de los asesores presentes, quienes llegaron con la problemática local y volvieron a casa con muchas respuestas.