Se detectó la presencia de roya del trigo en varias provincias

Se detectó la presencia de roya del trigo en varias provincias

En defensa de los rindes. Se detectó una variedad de roya amarilla en lotes de trigo de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe.
Se detectó la presencia de roya del trigo en varias provincias

Un informe del INTA alertó recientemente sobre la aparición epifítica de roya amarilla del trigo con diferentes niveles de intensidad en Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y el norte y sudoeste de la provincia de Buenos Aires.

“El agente causal es Puccinia striiformis f. sp. tritici. Es un hongo del tipo biótrofo. Los hospedantes primarios son el trigo pan, trigo candeal y triticale”, destaca el informe elaborado por los técnicos Pablo Eduardo Campos, Angela Norma Formento ,Lucrecia Alejandra Couretot y Enrique Javier Alberione.

Y luego describe que el signo típico de esta roya se manifiesta por la presencia en las hojas de pústulas muy pequeñas, de color amarillo limón dispuestas en el sentido de las nervaduras, dando un aspecto de distribución lineal. “El área afectada posteriormente se necrosa. También se observa en las espigas, en glumas y aristas. De las royas que afectan al trigo es la única que se propaga más allá del lugar del punto inicial de infección. Por esto se la considera de tipo sistémica”, explica el informe.

Los técnicos afirman que esta roya comparte muchas características con la roya de la hoja (Puccinia triticina), pero que requiere temperaturas más bajas para producir infección y la temperatura óptima es de 9 - 13 ºC. El período de mojado de hoja o rocío, necesario para el proceso de infección, no debe ser menor a las 6 horas. Es una enfermedad policíclica, con una duración del ciclo de aproximadamente 10 días (infección secundaria).

Es una enfermedad de aparición esporádica y suele presentarse en la región triguera sur (subregiones VS y IV), sobre cultivares altamente susceptibles, cuando las temperaturas durante la primavera son más bajas de las normales para el área y las condiciones de humedad son las adecuadas.

“Las pérdidas ocasionadas en cultivares altamente susceptibles pueden llegar a ser de la misma magnitud o mayores a las de roya de la hoja o del tallo”, indican los técnicos del INTA, y detallan que en los años 2010, principalmente y 2015 se la registró en áreas donde previamente no había sido observaba como el Norte de Buenos Aires, Entre Ríos (Formento, 2011) y el Sur de Santa Fe. “En la actual campaña se encuentra diseminada con diferentes niveles de intensidad en esas provincias, en el SO de Buenos Aires y Córdoba. Como así también en nuestro país vecino, Uruguay, se observan focos importantes a la fecha”, concluyen.