Brevis llegó al Alto Valle para cambiar el negocio

La investigadora de INTA Alto Valle, Mariela Curetti, refleja los resultados de la experimentación con esta gran innovación para el raleo químico en manzanas y peras. 

Un raleo eficaz en los frutales de pepita garantiza un buen retorno floral para el año siguiente, evitando el añerismo, además de reducir las necesidades de raleo manual. Un número excesivo de frutos con semilla son los responsables de la alternancia en las producciones, debido a la producción de giberelinas que estimulan el crecimiento inhibiendo la diferenciación de las yemas florales.
Gracias a la técnica de raleo es posible producir manzanas y peras de calidad, con un calibre y una coloración adecuadas a la variedad.

En ese sentido, Brevis representa una extraordinaria innovación para el raleo en manzanas y peras. Mariela Curetti, investigadora del Programa Frutales de INTA Alto Valle lo refleja en los resultados de una serie de ensayos que viene llevando adelante junto a su equipo.

“Desde el INTA estamos probando Brevis hace seis temporadas y hemos hecho 28 ensayos con distintos objetivos”, precisa la investigadora. En las primeras temporadas trabajaron en ajuste de dosis, específicamente en montes frutales de manzanos del grupo Gala, Delicious de crecimientos standard, Pink Lady y perales Williams.  Luego en  un par de temporadas se analizó si era conveniente hacer una dosis única o dividida en dos aplicaciones separadas entre sí por entre 7 y 10 días. En la temporada pasada empezaron a trabajar sobre la ventana crítica del producto. Se está estudiando  desde qué fecha a qué fecha es efectiva la aplicación para generar un raleo, específicamente en tres cultivares de manzano: Galaxy, Red Chief - una variedad de crecimiento dardífero- y Pink lady. En todas las experimentaciones, refiere Curetti, “quedamos más que conformes”.

Problemáticas. La actividad en el Alto Valle se encuentra atravesando una crisis, según detalla la investigadora. “El año pasado, con la devaluación, hubo algún tipo de reactivación porque, tanto en el caso de peras como manzanas la exportación es un destino importante. Pero aún así, los motes frutales están atados a altos costos vinculados a mano de obra en la cosecha, la poda y el raleo manual. “Este producto nos permite reducir la necesidad de jornales para el raleo manual y desde ese punto de vista lo hace conveniente para el productor”, explica Curetti. 

Performance. Respecto de la performance de Brevis, Mariela afirma: “Quedamos muy convencidos de que es un producto sumamente efectivo. En experiencias anteriores hemos observado que la efectividad de algunos raleadores requería ciertos umbrales de temperaturas.  Cuando comenzamos a trabajar con Brevis nos sorprendimos gratamente sobre las cualidades de un principio activo muy efectivo. Los resultados son consistentes y en todas las temporadas funcionaron muy bien. Teníamos algunos temores acerca de  su modo de acción- debido a que inhibe la fotosíntesis y disminuye la disponibilidad de fotoasimilados en la planta en la primavera- nos preocupaba si podía afectar el tamaño potencial de los frutos  en este periodo crítico, pero no observamos ningún tipo de perjuicio”. 

Modo de acción. Sobre el modo de acción de Brevis, Mariela explica: “genera una inhibición de la fotosíntesis, reduce la disponibilidad de fotoasimilados, por ende, genera una mayor competencia entre frutos y los menos competitivos se caen. Los más competitivos logran un mejor tamaño a cosecha debido a la menor carga del árbol y no ven afectado su tamaño en relación con el modo de acción”.
En ese sentido, el equipo de INTA Alto Valle se propuso observar si no se veía afectada la inducción floral que determina el nivel de floración al año siguiente. “Comprobamos que no genera un déficit. En los arboles en que habíamos aplicado Brevis se observó  niveles de floración similares al testigo y en algunos casos, incluso superior”, precisa la investigadora.

Hay un punto más a destacar respecto a la ventana de aplicación. “Comenzamos a evaluar la ventana crítica en Red Chief y nos sorprendimos al encontrar una efectividad muy importante con aplicaciones más tardías de lo habitual. Veníamos trabajando en una ventana de aplicación para el raleo químico que se situaba cuando los frutos presentaban un diámetro entre 8 y 14 mm y cuando comenzamos a explorarlo encontramos que resulta muy efectivo con aplicaciones en 16 mm. Durante la primavera, los frutos crecen alrededor de medio mm por día. Que uno pueda hacer una aplicación efectiva tardía con esos calibres, implica  3 o 4 días después de lo habitual. Eso resulta interesante por diversos motivos. En principio, tener la posibilidad de hacer aplicaciones tardías nos amplía la ventana crítica en la cual uno puede intervenir con un raleo químico. Por otro lado, resulta más que interesante en montes frutales donde pueden haber ocurrido dos cosas. Una de ellas es que no se haya podido entrar a hacer aplicaciones por diversos motivos. En el valle es muy habitual que cuando se hacen defensas pasivas de las heladas se trabaje el suelo y se hace un riego para retener el calor solar durante el día y que esa acumulación térmica r atenúe  los efectos de las heladas. Eso implica que el suelo no resulte firme para el paso de las maquinarias y restringe las posibilidades de aplicar un raleo químico a tiempo. Otro caso que puede ser interesante es cuando se hizo un raleo químico y este no resultó efectivo por algún motivo. Cuando detectamos  que persiste mucha carga frutal en los árboles y no hay signos de que los frutos se vayan a caer, Brevis se puede usar como una segunda alternativa”.
Nada más confiable que la experiencia. Brevis se ha mostrado más eficaz que los mejores estándares del mercado en los más de 300 ensayos llevados a cabo en distintos puntos del planeta, donde se ha contado con el apoyo de los principales expertos del mundo en materia de raleo. Mariela Curetti ha sido un excelente testimonio de ello.

Brevis es la nueva tecnología que ayudará a los agricultores a eficientizar y simplificar el proceso de raleo. Para esto, desde ADAMA el Gerente de Desarrollo de Mercado Albano Aranguren destaca, “es  nuestro compromiso  trabajar cerca de la red y de toda la comunidad productiva, para apoyar al productor a ser más eficiente. Como se detalló a lo largo de la nota, los beneficios más importantes de esta tecnología son: 

  • El raleador más flexible del mercado. Ralea cuando ningún otro lo hace. 
  • Consistente en el raleo en todas las temporadas, lo que asegura al productor que la inversión tendrá retorno. 
  • No disminuye su efectividad en días frescos, lo cual lo hace más práctico y fácil de usar. 
  • La reducción de jornales y el ahorro de costos para el productor”. 

Los invitamos a experimentar esta nueva tecnología que cambiará la forma de raleo.

Brevis llega al Alto Valle para cambiar el negocio